Vacaciones en Budapest en 4 días

Ópera de Budapest

Budapest es la capital de Hungría y nada tiene que envidiarle a las principales ciudades europeas.

Para sorpresa de muchos y conocimiento de algunos pocos, su nombre se debe a la unión de 2 ciudades: Buda y Pest, divididas por el río Danubio. Técnicamente está constituida por una tercer parte, el distrito de Obuda, pero es menos popular y pocos son los que la visitan.

Si bien están adheridos a la unión europea, la moneda local es el florint. Un euro equivale aproximadamente a 300 florints (por lo que pueden deducir es un país muy barato).

Además, la gente es muy servicial, están bien predispuestos al turismo. Tienen una vida nocturna como pocas, por lo que no les resultará difícil encontrar grupos de amigos en una despedida de solterx.

Primer día en Budapest

12:00 Llegamos al aeropuerto de Budapest  y tomamos un taxi. Allí también hay servicio de shuttle pero al ser 4 y llenar el taxi era más barato viajar así (y más rápido, por supuesto).

Goszdu Udvar, patio con restaurantes y bares de Budapest

Goszdu Udvar

13:45 Llegamos a nuestro alojamiento en “Gozsdu Court Apartments”. Son varios edificios con departamentos de diferentes tamaños. Está ubicado en una especie de plaza seca o paseo, conformado por varias cuadras con restaurantes y bares por doquier. Los fines de semana también hay puestos de artesanías.

Si bien nos costó encontrar el lugar porque, al no tener calles el taxi nos dejó a unos metros, el lugar es espectacular. La atención es muy buena, muy serviciales todos y con buen manejo del inglés.

La ubicación es ideal y el lugar en sí mismo excelente. Hay gente y lugares donde comer o tomar algo hasta tarde. Si viajan en temporada alta, deben reservar con tiempo. Tienen muchos departamentos, pero se llena rápido, en gran parte por su buen precio.

Si bien es un departamento, se puede elegir si desean servicio a la habitación con cambio de toallas y demás.

La habitación es grande, muy cómoda y cuenta con todo lo necesario (incluso máquina Nespresso).

El aire acondicionado lo cobran aparte. No es mucho el precio por día y es muy necesario en verano, debido a las altas temperaturas. Al principio esto nos llamó la atención, pero al recorrer la ciudad nos dimos cuenta que el aire acondicionado es algo muy preciado allá.

No sabemos si es una cuestión de la ciudad u ocurre lo mismo en todo Hungría, pero cuesta mucho encontrar sitios con aire, inclusive restaurantes de buen porte. Tenemos la teoría que la electricidad es muy costosa o algún problema con eso, ya que las heladeras en los almacenes o supermercados tampoco enfrían demasiado.

Más notas sobre Budapest

¡Recibe todas las novedades de turismo!

¡Suscríbete de forma gratuita!

¡Gracias por suscribirte!

Oh, oh...

Traducir: