Seúl, Korea en 4 días

Palacio de Seul

Seúl fue y es hasta hoy en día, la única capital de Corea en toda su vida, y se encuentra a solo 50km de la frontera con Corea del Norte.

Con una historia muy particular y muchas guerras de por medio, mas de las que conocemos, Seúl propone a sus visitantes una ciudad con arquitectura y religión antigua entremezclada con un primer mundo hiper globalizado.

Palacios de la dinastía Joseon

Llegamos la noche anterior muy cansados y habiendo cenado en el avión. El cansancio y el frío con el que nos recibió Corea del Sur solo permitieron que hicieramos el check in y nos fueramos a dormir sin conocer nada de la ciudad.

08:30 Salimos del hotel buscando algo para desayunar ya que nuestra reserva no lo incluía. Para nuestra sorpresa, no nos fue difícil. En la misma cuadra del hotel encontramos opciones occidentales incluyendo panadería francesa. Obviamente no era una auténtica croissant, pero estaba bastante bien. Además tenía 2 ventajas: no era picante y ¡entendíamos qué estábamos comiendo!

Otra opción hubiera sido comprar café al paso en 7 Eleven, pero el frío era tal que preferimos sentarnos un rato en un lugar calefaccionado y no sacar las manos de los bolsillos para sostener el vaso.

09:10 Tomamos la calle del hotel Sejong Daero hacia el sur y pasamos por el “City Hall” (ayuntamiento). Tomamos la línea azul del metro y combinamos con la naranja,para llegar a la estación GyeongBokgung, la cual lleva el nombre por el palacio que íbamos a visitar.

Antes de salir de paseo chequeen los horarios y días de apertura de cada sitio. Por ejemplo, este en particular está cerrado todos los martes, cualquiera sea la estación del año.

Compramos el pase que incluía entrada a los 4 palacios y al santuario real por 10000W. Optamos por esta opción ya que estábamos seguros que íbamos a visitar otros y de esta manera nos salía más barato.

Este palacio data de 1395 y también es conocido como “el del norte” debido a su ubicación, lógicamente. Es el más largo y más representativo de la dinastía Joseon.

  • Entrada al palacio GyeongBokGung
    Entrada al palacio GyeongBokGung
  • Sala del palacio GyeongBokGung
    Sala del palacio GyeongBokGung
  • Vista del palacio GyeongBokGung
    Vista del palacio GyeongBokGung
  • Palacio GyeongBokGung adentro
    Palacio GyeongBokGung adentro
  • Palacio GyeongBokGung
    Palacio GyeongBokGung

10:30 Tras una hora de recorrido seguimos camino hasta Bukchon Hanok Village que se encuentra a tan solo 300 metros de donde estábamos. Lo importante es encontrar la salida correcta.

“Hanok” es el nombre que lleva la típica casa coreana. Bukchon es un barrio tradicional conformado por apenas unas cuadras, que, si bien fue refaccionado, se ha hecho de tal manera que no pierda la esencia antigua de los Hanok.

Es una buena opción para ver algo diferente y típico mientras se camina entre palacios.

Bukchon Hanok Village

Bukchon Hanok Village

12:00 Desde Bukchon hacia un lado, tienen un espacio verde que ya conocimos y, hacia el lado opuesto, se encuentra nuestra siguiente parada.

Si bien son pocos metros el frío y las dificultades para encontrar la entrada (obviamente del paso opuesto al que nos encontrábamos) hicieron que se tardara más de lo pensado.

Este segundo palacio se llama “Changgyeong”. Solo tuvimos que presentar nuestro cupón e ingresamos directamente.

Su construcción comenzó en la cuarta generación de la dinastía Joseon al mando del rey Sejong, quien llevaba otro nombre. Su sucesor fue el encargado de renombrarla, tal como lo conocemos hoy.

Palacio ChangYong

Palacio ChangYong

Al terminar esta visita nos dirigimos al tercer palacio, contiguo a este y llamado “ChangDeokGung”.

Reconstruido en 1610 tras la invasión japonesa, era el más querido por la realeza debido a sus hermosos y espaciosos jardines del fondo que ocupan más de la mitad del área. Por este motivo la mayoría de los reyes la tomaron como su propio hogar.

Si deben elegir un solo palacio para recorrer probablemente esta debería ser su opción. Además de contar con la naturaleza es el que mejor se preserva hoy en día.

Si bien la entrada múltiple incluye la visita a los jardines no pudimos conocerlos ya que no coincidimos los horarios con las visitas y, es la única manera de visitarlos.

Igualmente de haber querido, podríamos haber vuelto otro día con el voucher. (tiene una validez de 3 meses).

Jardines de Changdeokgung

Jardines de Changdeokgung

¡Recibe todas las novedades de turismo!

¡Suscríbete de forma gratuita!

¡Gracias por suscribirte!

Oh, oh...

Traducir: