Viaje a Cracovia en 3 días

Cementerio en la sinagoga Remu en Cracovia

Si bien no es la capital política, Cracovia es sin dudas la capital histórica y turística polaca. Ubicada al sur del país, esta ciudad atrae a miles de turistas cada año.

Además de su belleza arquitectónica, la ciudad cuenta con una historia prácticamente única. En las cercanías de la capital del gobierno nazi, durante la segunda guerra mundial, se encuentran los campos de concentración Auschwitz-Birkenau, que concentran a miles de personas a diario.

Por otra parte, los 300 km de minas de sal, también llaman la atención de muchos, y es uno de los 3 museos más populares, e imperdibles de Cracovia.

Kazimierz, barrio judío

09:00 Llegamos a la estación de trenes y tomamos un taxi hasta el hotel Columbus, donde nos alojábamos. Al ser tan temprano, la habitación todavía no estaba lista asique dejamos el equipaje y salimos a pasear.

10:00 Aprovechamos que estábamos alojados sobre la calle Starowislna, en el barrio de Kazimierz (barrio judío), y comenzamos uno de los recorridos principales de la ciudad.

Nos fuimos hacia la derecha y caminamos una cuadra por Miodowa hasta Szeroka. Allí entramos a la primera de las 7 sinagogas que están en el recorrido. Si bien no hay que visitar las 7, porque no son todas importantes, esta es una de las indispensables.

La sinagoga “Remu” es además un cementerio y debe su nombre justamente, al rabino que está enterrado en ese lugar. Este rabino es muy popular entre los ortodoxos judíos, por lo que es muy fácil encontrar algún grupo rezándole ya que fue el creador de muchas de las costumbres y reglas que mantiene la religión judía hasta el presente.

Al salir nos encontrábamos en la parte principal del barrio donde hay un restaurante al lado del otro.

10:30 Siguiendo por la calle Szeroka de mano izquierda, está la sinagoga Popper a la cual no entramos, solamente sacamos una foto por fuera.

Caminando por Szeroka al terminar la fila de restaurantes está la sinagoga vieja. Es una de las más importantes y como su “nombre” lo indica, es una de las más antiguas de Polonia. No funciona actualmente como sinagoga y en su interior montaron una especie de museo-exposición.

12:00 Al salir de la exposición, doblamos en la calle Josefa y entramos a la sinagoga alta. Esta sinagoga es la tercera cronológicamente ya que fue construida después de la sinagoga vieja y la de Remu. La entrada es paga, como en casi todas las sinagogas. Por dentro, además de ver una muestra de fotografías, se pueden apreciar algún escritos antiguos en hebreo, yidish o arameo (no estamos seguros en qué idioma estaban).

12:30 Seguimos derecho por Jozefa hasta doblar a la derecha en Bozego Ciata. Allí caminamos una cuadra y entramos en la basílica de Corpus Christi. Es una mega estructura de arquitectura barroca y gótica que realmente se destaca en el barrio de Kazimierz. Por dentro es un poco oscura, lo que no nos permitió apreciarla tanto ya los turistas se acumulan allí.

Al salir a los pocos minutos retomamos por Meiselsa hacia el lado que veníamos y doblamos en Izaaka. Acercándose a la intersección con la calle Kupá, entramos a la sinagoga de Izaak Jakubowicz, una de las más importantes ya que en su interior fueron descubiertos fragmentos de pinturas murales que datan del siglo XVII.

  • Sinagoga vieja de Cracovia por dentro
    Sinagoga vieja de Cracovia por dentro
  • Sinagoga vieja de Cracovia por afuera
    Sinagoga vieja de Cracovia por afuera
  • Corpus Christi en Cracovia
    Corpus Christi en Cracovia
  • Entrada a la sinagoga Remu
    Entrada a la sinagoga Remu
  • Restaurante Ester. Sirve comida judía y polaca en la peatonal de Cracovia
    Restaurante Ester.
  • Sinagoga Kupa en Cracovia
    Sinagoga Kupa en Cracovia
  • Entrada al museo de los judíos de galizia
    Entrada al museo de los judíos de galizia
  • Sinagoga Popper de Cracovia
    Sinagoga Popper de Cracovia
  • Sinagoga Remu por dentro
    Sinagoga Remu por dentro

Almuerzo judeopolaco

14:00 Volvimos a Szeroka para sentarnos en algún restaurante de ahí. Si bien había otros restaurantes en el camino, volvimos porque habíamos visto los menues con comida típica polca y judía que queríamos probar. Los precios pueden ser un poco más altos que en otra calle, pero hay restaurantes en los que vale la pena sentarse (igualmente son más baratos que los del centro de la ciudad).

Restaurante Ester. Sirve comida judía y polaca en la peatonal de Cracovia

Restaurante ester

En esta primera comida nos sentamos en “Ester”, que es un restaurant y hotel a metros de la sinagoga vieja. Tiene variedad de platos y abundantes, es bastante recomendable y cuenta con un show de música klezmer en vivo (al mediodía también).

Entrada al museo de los judíos de Galizia en Cracovia

Entrada al museo de los judíos de Galizia

15:30 Antes de cruzar el río Vistula, recorrimos lo que nos quedaba de ese lado. Primero fuimos al museo de los judíos de Galizia, sobre la calle Dajwor. El museo cuenta con 2 exposiciones: una sobre la organización judía “Joint” y la segunda y central, sobre la vida de los judíos de la región y como fue cambiando a lo largo de los años y las conquistas.

Al salir nos quedaban 2 sinagogas más por visitar, pero ya estabamos cansados asique simplemente pasamos por la calle Miodowa y le sacamos fotos desde afuera a la sinagoga Kupa y a la Tempel. Volvimos a Starowislna y cruzamos el puente.

¡Recibe todas las novedades de turismo!

¡Suscríbete de forma gratuita!

¡Gracias por suscribirte!

Oh, oh...

Traducir: