¿Qué visitar en Toronto, Ontario?

Destillery District, barrio de Toronto

P.A.T.H.

10:00 Luego de desayunar con todas las tranquilidades y comodidades de un departamento, caminamos por Wellington St en dirección contraria de la noche anterior. Al llegar a University St bajamos en una de las tantas entradas al PATH.

Entrada al path

El PATH constanada más de 29 km de túneles subterráneos para peatones. Fue diseñado y pensado para el invierno local (que suele ser muy fuerte) ya que esta estructura, conecta los principales edificios y subtes de la ciudad evitando muchos resfriados.

Así, uno puede bajar de su edificio, tomarse el subte y subir al edificio en el que trabaja sin siquiera necesitar un sweater a pesar de los -30 grados. Abajo también hay tiendas de ropa, puestos de comida, peluquerías y todos lo que uno se pueda imaginar.

Nosotros ya estábamos advertidos de la dimensión del PATH, asique prestamos mucha atención, y afortunadamente, salimos en la dirección correcta.

Almuerzo

12:00 Agarramos Front St y entramos al St Lawrence Market. En la pagina del mercado podrán ver los horarios de cada día (cuidado que Domingo y Lunes cierra) http://www.stlawrencemarket.com/. El mercado es muy interesante; son 2 pisos en los que se mezcla la comida preparada con la cruda, las panaderías, souvenirs y demás.

Después de casi 2 horas recorriéndolo cada uno se compro algo para almorzar y nos sentamos en una de las mesas del piso de abajo. Nuestro menú fue desde variedad de bagels con salmón ahumado (incluyendo salmón marinado en vodka y naranja), hasta comida Ucraniana.

St Lawrence Market

Antes de irnos del mercado y tras una gran experiencia culinaria, descubrimos un puesto que vendía golosinas, chocolates en su mayoría. Aprovechamos para comprar todos los regalos comestibles. Aparte de los típicos chocolates de Norte América como Snickers y Hersheys había Bacci y Lindt, entre otros. Se venden todos sueltos y a mucho mejor precio que el supermercado. El puesto es probablemente uno de los últimos que van a recorrer, y si bien no es chico, es muy fácil irse sin haberlo visto ya que se encuentra en el piso de abajo, al fondo.

La tarde

16:00 Salimos del mercado y siguiendo en la misma dirección, caminamos por Front St hasta Parliament donde doblamos hasta el Destillery District.

Entrada al Destillery District de Toronto

Entrada al Destillery District de Toronto

En Toronto, especialmente en la zona céntrica llaman a todo “District” (distrito). Así, van estar caminando por el Fashion District (sin siquiera saberlo) y a las 5 cuadras cambiaron de distrito. Este a diferencia de otros, vale la pena. No son más de 600mts. de peatonal, pero es bonito para pasear un rato. Hay varios bares y restaurantes, además de una chocolatería donde aprovechamos para tomar un helado. El helado no sobresale, pero es bueno en comparación al resto. El chocolate también es rico pero apto solo para valientes, porque a la mayoría de las cosas les ponen especies y condimentos.

A nosotros nos ahorro una visita a la otra sucursal más cercana al hotel, a la cual teníamos ganas de ir igualmente. Los productos estaban bien, pero como verán, a nuestro criterio no valía la pena repetirlo.

18:00 Como el clima acompañaba decidimos seguir nuestro camino a pie, a pesar del transporte público disponible. Tomamos Parliament St nuevamente y caminamos hasta alguna calle con movimiento. Doblamos en Queen St y caminamos hasta Yonge St.
Esta última es una calle principal comercial de Toronto. Divide el Este del Oeste, y es tan larga que llega hasta el Polo Norte (¡de verdad!). En la intersección de Yonge St y Dundas St hay un gran centro comercial, Eaton Centre, al que entramos y del cual salimos poco tiempo después, un poco por sus precios pero en mayor medida, por la gran cantidad de gente que había.

Después del Shopping, seguimos unas cuadras mas por Yonge St, esquivando a la gente y entrando en algunos de los negocios.

20:30 A pocos metros del shopping en el 218 de Yonge St, nos sentamos a cenar en “Baton Rouge” donde comimos mucho y muy bien. Tiene una carta amplia con muchas opciones de langosta. Incluso, tienen una versión del Poutine canadiense que tiene langosta y ¡es una delicia!

¡Recibe todas las novedades de turismo!

¡Suscríbete de forma gratuita!

¡Gracias por suscribirte!

Oh, oh...

Traducir: