Cataratas del Niágara

Excursión al barco para acercarse a las cataras del Niágara

Viaje a la ciudad

10:00 Sacamos el auto y emprendimos camino a Niágara. Para evitar la hora pico (hasta las 9:00) y el tráfico que eso conlleva, salimos un poco más tarde.

11:30 A pocas cuadras de llegar a la ciudad ya se podían ver las cataratas. El auto conviene aparcarlo ahí mismo, en el estacionamiento sobre Niágara Pkwy. Si no lo estacionan allí, el siguiente garage es sobre esa misma calle, pero mucho más lejos y van a demorar bastante en dar la vuelta. Si no, hay estacionamientos sobre las calles transversales pero dependiendo el tiempo que se vayan a quedar conviene estacionarlo directamente en el del comienzo. El parking cuesta 20 dólares canadienses por 3 horas, el tiempo justo para caminar ida y vuelta, y poder almorzar algo.

A diferencia de lo que se pueda imaginar, o de otras atracciones naturales, la visita a las cataratas es totalmente libre. Es una avenida recta en la que de un lado hay bares y puestos de souvenirs  y del otro, están las mismas cataratas. Es un gran y bonito espectáculo natural, pero sin dudas, no son las cataratas más imponentes del mundo. Cuando fuimos era verano y según dicen los locales, el gran espectáculo es en invierno, cuando las temperaturas bajo cero congelan las cataratas.

Las cataratas

12:30 Al llegar a la punta opuesta, visualizamos los únicos lugares donde sentarse a almorzar. Las opciones no eran muchas. Solo había un restaurante caza turistas con una carta acotada y una especie de mini centro comercial donde adentro había puestos de comida rápida (pizza, sándwiches, sushi).

Si van en verano, pueden llevar comida para hacer un picnic y sentarse en alguna de las mesas. Si el tiempo es frio, no es recomendable porque las mesas son al aire libre.

Dentro de ese mismo edificio, en el piso de arriba se pueden reservar las excursiones para hacer en las cataratas, como tomar un barco para verlas mucho más cerca. Aquí , pueden darse una idea de la vista de las cataratas del Niágara: https://www.youtube.com/watch?v=e358Vl9RlHM

13:45 Eemprendimos la vuelta a paso lento, pero estando atentos al horario del parking.

Panorámica de las cataratas del Niágara

Cataratas del Niágara

14:20 Salimos del parking y seguimos por Niágara Pkwy hasta llegar a MarineLand. También se pueden visitar las cataratas desde Estados Unidos, pero la mejor vista está del lado canadiense. Para ahorrarnos papelerío, preferimos ir a este zoológico marino a matar el tiempo.

La entrada es un poco costosa pero el lugar es interesante, hay animales acuáticos que no se ven en otras partes del mundo. Además de los animales, este parque cuenta con juegos y montañas rusas. Para más información pueden acceder al sitio web http://www.marinelandcanada.com.

Vuelta a Toronto

17:00 Antes de volver a Toronto, buscando evitar la hora en que manejar en la zona vuelve a ser un caos, fuimos al Premium Outlets Toronto. Es una sucursal de la cadena estadounidense de outlets y tiene la mayoría de los negocios. A diferencia de los shopping del centro, se pueden encontrar verdaderas ofertas y más aun, si imprimen el cupón de descuentos del sitio web (primero deberán registrarse): https://www.premiumoutlets.com/.

Al imprimir el cupón deberán ir a retirar la cuponera en el “Visitor Centre” que se encuentra en medio del patio de comidas.

21:00 Habiendo cerrado todos los negocios, emprendimos la vuelta a Toronto. Ya habíamos localizado un supermercado abierto las 24 hs que vendía comida preparada y un Subway. Como de costumbre, cada uno eligió su comida. Para sorpresa de los que fuimos al supermercado, los que fueron a la cadena de sándwiches aparecieron con uno de langosta que nos hizo arrepentirnos de la elección.

¡Recibe todas las novedades de turismo!

¡Suscríbete de forma gratuita!

¡Gracias por suscribirte!

Oh, oh...

Traducir: